La Universidad de Oxford revela los beneficios de los videojuegos en los niños

By 26 de enero de 2017Curiosidades

No son pocos los estudios realizados durante los últimos años que intentan desmontar con mayor o menor éxito los tópicos que tanto daño hacen al mundo de los videojuegos y a los jugadores. Hoy queremos hablaros de un estudio realizado por la Universidad de Oxford. El análisis, que se realizó con un grupo de niños menores de 15 años, demuestra que la gente que juega a los videojuegos no son personas solitarias e introvertidas, como tiende a creerse por culpa de los tópicos.

No importa a qué se juega, sino cuánto se juega

La Universidad de Oxford ha realizado un estudio con 5.000 niños de entre 10 y 15 años que revela los beneficios de jugar de un modo moderado. Según este estudio, los niños que jugaron al menos una hora diaria presentaban unos niveles más altos de sociabilidad, así como un menor grado de hiperactividad y problemas emocionales o de amistad que otros grupos.

Si aumentamos las horas diarias destinadas a los videojuegos a “entre 1 y 3 horas al día”, el análisis apunta que no se mostraron efectos positivos ni negativos. No obstante, si el tiempo de juego se elevaba a más de tres horas diarias, los resultados obtenidos eran negativos. Los niños que jugaban más de tres horas al día, eran más propensos a sufrir hiperactividad y a verse envueltos en peleas, en contraposición con los que jugaron menos tiempo.

Asimismo, los investigadores aseguran que, al contrario de lo que siempre se ha creído, no han encontrado vínculo alguno entre los videojuegos violentos y las agresiones en la vida real. Es más, aseguran que los juegos violentos no parecen tener un impacto real en la trayectoria académica. Desmontando de este modo (a menos parcialmente) el tópico de que los videojuegos violentos y de acción potencian la agresividad de los jugadores. A lo que los investigadores añadieron que aquellos niños que juegan en cooperativo o con otros niños experimentan menos problemas emocionales en la vida real, así como en las relaciones con sus compañeros.

Los videojuegos, beneficiosos para la socialización de los niños

Como conclusión, la Universidad de Oxford añade que siempre que se juegue con moderación, pasar tiempo jugando a los videojuegos es bueno para la socialización de los niños. Argumento que desmonta el tópico de que los jugadores a videojuegos son personas asociales o con problemas para relacionarse con otras personas.

Asimismo, el estudio desvela que los efectos negativos de los videojuegos no los provoca la temática, sino el número de horas que se dedican al juego.

Fuente: Cuatro.com y eldiario.es