Desciframos Far Cry New Dawn días antes de su lanzamiento

By 30 de enero de 2019Videojuegos

El juego llegará a las tiendas el 15 de febrero para PS4, Xbox One y PC. Pero antes vamos a hablar un poco de su historia y de lo que hemos podido investigar con la beta y análisis.

Far Cry New Dawn tiene lugar 17 años después de los sucesos de Far Cry 5, construyendo sobre ese inesperado final que no dejó a nadie indiferente -no desvelaremos nada por no haceros spoiler-. Pero en lugar de apostar por el clásico postapocalipsis, al mas estilo Mad max, con gasolina, arena y algún que otro mutante, el estudio nos sorprende con el “super bloom“, un fenómeno que provoca que algunos terrenos experimenten un repentino aumento en la germinación de flores.

De esta manera, Far Cry New Dawn se convierte en una de las entregas más coloridas de la franquicia presentando la devastación y la estética bañada toda en los colores rosa, azul, verde y amarillo.

El conjunto es muy llamativo. De hecho, cuenta con animales mutados o una constante aurora boreal. Y si, no sois los únicos que pensáis que estos colores recuerdan demasiado al Rage 2, con el que también comparte algunas mecánicas del juego.

Aunque estamos de nuevo en el Condado de Hope, tenemos la sensación de estar visitando un lugar completamente diferente. Hay localizaciones nuevas, y las viejas ahora lucen un acabado renovado. En lo jugable, es muy similar al Far Cry 5 e incluye todas las novedades que introdujo dicha entrega. La jugabilidad rápida basada en la combinación de disparos, carreras, deslizamientos, golpes cuerpo a cuerpo, sigilo, etc. sigue resultando frenética y divertida.

También regresa uno de los aspectos que más nos gustaron de Far Cry 5: los acompañantes. Vuelven viejos conocidos, pero mostrando los cambios que el apocalipsis y 17 años provocan.

También hay unos cuantos nuevos, como Carmina Rye, hija de Nick Rye (los que hayan jugado a Far Cry 5 la recordarán por cierta misión de lo más divertida), Yaya, una francotiradora de la tercera edad, o un poderoso jabalí de nombre Horacio.

Pero no todo va a parecer una copia o “mejora” del Far Cry 5. New Dawn presenta varias novedades bastante interesantes. Para empezar, tenemos un campamento base, un refugio llamado Prosperity al que volveremos constantemente para aceptar misiones, conseguir nuevas armas y vehículos, entrenar a los acompañantes, comprar mapas, objetos curativos y muchas otras cosas.

La anterior entrega nos dejó experimentar un poco con el crafting, y en Far Cry New Dawn se han ampliado las opciones, añadiendo lo que sus propios responsables definen como elementos RPG ligeros. Los enemigos tienen niveles para indicar su poder (es bastante básico: 1 el más bajo y 5 el más elevado), algo que también se refleja en su apariencia visual (a pecho descubierto o con armadura reforzada).

Nuestro protagonista (cuya apariencia podemos personalizar, sexo incluido) no tiene nivel, pero sí las armas que utiliza. Así es que tened cabeza y no intentéis matar a un level 5 con un arma level 1. Es más, ahora los campamentos presentan una mecánica nueva ya que tras limpiar uno (sea haciendo ruido o en silencio) tenemos dos opciones: mantenerlo para poder volver en cualquier momento o dejar que el enemigo lo recapture. Si optamos por esta última, el campamento subirá de nivel, lo que significa que la próxima vez será más difícil capturarlo… Pero también que los materiales que obtendremos serán mejores.

Y otra de las cosas que nos encantan, vuelve a ser posible completar la campaña al completo en compañía de otro jugador, pero también se han añadido nuevas misiones que están pensadas a todas luces para jugarse en cooperativo.

Pues bueno, ahora toca esperar al próximo mes de febrero para poder jugarlo al 200%.

Aquí os dejamos el tráiler como siempre