Hoy venimos chirriando ruedas y con el depósito lleno para hablaros del nuevo ‘Need for Speed: Heat’

La acción nos sitúa en Palm City, una ciudad que nos recuerda mucho a Miami y alrededores. Podremos elegir a nuestro protagonista entre distintos avatares (tanto masculinos como femeninos).

Somos un forastero que acaba de llegar a la ciudad en la que se celebra el Speedhunter Showdown, un festival de carreras legal. Sin embargo, todo cambia al caer el sol. Por la noche es cuando empiezan las competiciones ilegales -y aquí- una de las novedades que más nos ha gustado) aparecen los “malos de la película” una unidad especial de la policía, dispuesta a todo para detener a los corredores.

Otra de las cosas que más nos ha gustado es que podemos elegir si corremos de día o de noche, con lo cual el juego cambia completamente. Durante el día obtenemos dinero, que nos viene genial para poder mejorar las piezas de nuestro coche o comprar nuevas y mejores.

Mientras tanto, por la noche, con esos colores y carteles luminosos tan “Las Vegas” o “corrupción en Miami”, las carreras nos servirán para subir nuestra reputación como corredor. Con lo cual tendremos que correr tanto de día como de noche. Eso sí, recuerda que por la noche tendremos a la policía pegada a los talones.

Así funciona la alerta policial

En cuanto comencemos una de las carreras de por la noche, la policía comenzará a perseguirnos, con lo cual pasaremos de una carrera a una persecución al más puro estilo “Fast & Furious”. El nivel de alerta de la policía funciona como un multiplicador (hasta x5), por lo que, cuanto más tiempo estemos escapando de la ley, mayor será la recompensa.

Pero si somos capturados y detenidos, perderemos ese bonus. Seguimos recibiendo reputación, pero una mínima parte, además de la multa que nos tocará pagar. Podremos jugar en solitario u oline. Esta última opción nos permite principalmente competir con otros jugadores en carreras online.

Y hasta aquí nuestro pequeño review. Eso sí, como consejo, por la noche cuando el juego luce mejor gracias a la iluminación, es espectacular, con esa estética retro ochentera, casi rozando lo garrulo, pero es espectacular.